Alfonso Olombrada un artillero salido de La Guaira

Selección de Venezuela Pre Panamericana año 82

CARACAS – Como Centro delantero nato fue un Jugador Nro 9 que todo técnico desearía tener en primera línea que tenga la virtud de hacer los  goles como un buen cabeza de área y pivote . Uno de esos futbolistas que tenía ese olfato goleador era Alfonso Olombrada, jugador que mostró su talento en los años ’80. Sus primeras patadas a la esférica las dio, en los ’70, en el estado Vargas, en las cercanías del Aereopurto de Maiquetia

“Tuve la suerte de ser vecino puerta con puerta de Alexis “Guaro” Toro, un gran portero del fútbol profesional venezolano, quien fue el que me animo y acompaño en mis primeros pasos en este deporte”.

A los 10 años, Olombrada entró a formar parte del equipo de fútbol del Colegio San Vicente Paúl de Maiquetía. En esa casa de estudio no sólo se formó a nivel deportivo, sino académico. Allí cursó primaria y secundaria. En la entrevista el Centro delantero  nos cuenta como era el proceso de formación en su transitar en el colegio.

“Recuerdo que en el Colegio San Vicente de Paul teníamos una liga interna de fútbol. Ese torneo se jugaba en un campo de fútbol que teía las medidas mínimas requeridas, pero no era de tierra y mucho menos con grama el mismo era de superficie de asfalto”.

Durante uno de esos torneos, Alfonso Olombrada se destaca como goleador. Gracias a esa óptima performance fue seleccionado para formar parte del equipo de fútbol del Colegio San Vicente de Paul.

“Jugué con la selección del colegio durante todo mi bachillerato. Recuerdo que era muy difícil que la selección de fútbol del colegio perdiera un juego en ese campo, ya que estábamos muy acostumbrados a jugar en esa superficie tan singular, la cual se hacía muy complicada de dominar para los equipos contrarios. Claro, si a eso le juntamos que teníamos en la alineación a jugadores como Bobby Ellie y su hermano Patrick y otros más que brillaron en el balompié nacional”.

Luego de obtener su título de bachillerato, Olombrada comenzó a jugar en la liga de fútbol de La Guaira donde defendió los colores del Aeropostal. Allí compartió como Alexis Toro, Fernando Pereira, Jose Pacheco, entre otros, todos ellos llegarón al profesional.

En la charla que sostuvimos con él, Alfonso Olombrada nos habló del entrenador que tuvo en la casa de estudios.

“Recuerdo que el entrenador del Colegio San Vicente de Paul era un yugoslavo de nombre Americo, el cual era muy respetado en la comunidad futbolística de La Guaira. Él me enseño la importancia de la disciplina en los entrenamientos y de la táctica en los juegos. Otro entrenador que tuve en mis inicios en el fútbol en La Guaira, fue Di Palma, empleado de Aeropostal y DT de dicho equipo, él cual ayudo mucho en mi desarrollo como centro delantero”.

El salto al profesional de Alfonso Olombrada, se da cuando comienza a estudiar Administración en la Universidad Santa María (USM). Gracias al fútbol obtiene una beca completa.

“Comencé con el equipo de fútbol de la USM en segunda división amateur en la Liga Distrital de Fútbol de Caracas. En mi primera temporada, el equipo quedo campeón y subió a la primera división amateur. Posteriormente, después del primer año de aprendizaje en la máxima serie del balompié amateur llegamos en cuarto lugar, fuimos campeones o subcampeones durante varios años. En ese periodo de tiempo rivalizamos con equipos como Central Madeirence, Galicia, Don Bosco, Bingo, La Salle, Agustinianos, Compostela, Cristo Rey, etc. La Universidad Santa Maria representó al Distrito Federal en los Juegos Nacionales de Fútbol Amateur un par de veces, fuimos Campeones de los Juegos Nacionales Universitarios que se disputaron en Mérida en 1982. Varios Jugadores de ese equipo representamos a Venezuela en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Universitarios en Barquisimeto en 1984, también representamos a Venezuela en diversos torneos en el extranjero fuimos a Guyana, Bonaire, Colombia, Boston, etc”.

Universidad Santa María, Campeón Juegos Universitarios de Mérida año 80

Después de tantos éxitos en el amateur, la Universidad Santa María decidió subir el equipo al fútbol profesional, comenzando por la Segunda División Profesional. En esa categoría los académicos se mantuvieron dos o tres años, quedando subcampeones en el último de ellos de perder la final con Trujillanos, que en ese torneo subió a la Primera División del Fútbol Profesional. La USM por haber quedado en segundo lugar del torneo, también le correspondía subir a la Primera, pero al no tener un campo con las luces y gradas reglamentarias, no fue autorizado el equipo a subir.

“Durante toda mi etapa en el fútbol amateur y profesional, siempre juegue de centro delantero usando el número 9 en mi espalda, destacando siempre por ser el goleador del equipo, y creando mucha fama por mi facilidad de convertir extraordinarios goles de cabeza, la cual era mi mayor fortaleza”.

Alfonso Olombrada, durante la entrevista recuerda a varios de sus compañeros de equipo y rivales que enfrentó tanto en el amateur como en el profesional. “En el amateur compartí equipo con Alfredo Olivares, Andoni Manchobas, Héctor Noya, Luis y Douglas Vidal, Domingo Sosa, los Hermanos Vivarini, Asdrúbal Olivares, José Pacheco, Emilio Campos, entre otros. Igualmente, recuerdo haber enfrentado a Bobby y Patrick Ellie, Pedro Febles, Pedro Acosta, Mon López, Javi Pérez, Luis Mendoza (padre e hijo), Tony Carrasco, José Clemente, Fernando “Nano” Clemente, Franco Rizzi, José Manuel Rey, Fito Iriarte, Bernardo Añor, José Regueiro, Nelson Carrero, José Luis Dolguetta, Odilio Alonso, Asdrúbal Sánchez, entre otros”.

Selección de Venezuela de la Emigración en España. Coruña 1983

Su talento para jugar al fútbol lo llevó a defender la camiseta de la selección nacional. “Mi primera experiencia Vinotinto fue en la Preselección Nacional que competiría en los Juegos Panamericanos en 1983. En entrenador era José Plasencia quien me convocó  para jugar en varios partidos amistosos de preparación para los juegos. Durante esta preparación, destacaron dos partidos amistosos contra la Selección de Colombia, tanto en Caracas como en Bogotá. Finalmente, después del ultimo corte no quede en el equipo final, por lo que no participe en dichos juegos”.

Otra de las experiencias que tuvo Olombrada con la elástica de la selección fue en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Universitarios de 1982 que se disputaron en Barquisimeto, en torneo el combinado nacional se quedó a los pies del podio.

“Mi tercera experiencia en la Vinotinto fue cuando participamos en los Juegos de Fútbol de la Inmigración de 1983 en la Coruña, España. Ese era un torneo anual que se realizaba en España y que aglutinaba a los hijos de emigrantes españoles de todo el mundo, organizados por cada uno de los países en donde residían dichos inmigrantes. Este equipo estaba constituido por puros jugadores que militaban en la Primera División del fútbol profesional venezolano, salvo algunas excepciones, como era mi caso. Ese año Venezuela quedo en el tercer Lugar. Recuerdo que en ese viaje estaban con notros Lázaro Candal, quien transmitió los juegos en vivo a Venezuela a través de un circuito radial y Ricardo Cabrera quien cubrió el evento para el diario Meridiano”.

 

Selección de Venezuela Juegos Universitarios Centroamericanos y del Caribe.

Al preguntarle que rescataría de cada uno de los entrenadores que tuvos nos comentó lo siguiente.

Ramón Iriarte: Extraordinaria persona, quien durante su vida de futbolista profesional jugo en la posición de centro delantero, me trasmitió los secretos de jugar en dicha posición y el jugar el fútbol con alegría.

Manuel Plascencia: Muy serio, disciplinado y exigente, lo cual le permitía crearle carácter a los futbolistas que dirigía.

Pescaito Gómez: Muy agradable en su trato y muy jocoso en su forma de dirigir los entrenamientos. No era muy táctico pero su experiencia y amor por el fútbol se la trasmitía a los jugadores.

Jair Do Santos: Muy trabajador y disciplinado en los entrenamientos y los juegos, conocedor del fútbol universitario y de todos los jugadores que pasaron por él.

Luego de colgar los botines a nivel profesional se mantuvo en el mundo del fútbol. “En el ámbito deportivo, me he mantenido jugando fútbol amateur. Durante todos estos años he pasado por equipos emblemáticos como La Salle La Colina y Caracas FC, entre otros. Aun me mantengo jugando fútbol en el equipo de veteranos de Lagunita Country Club. Pero también practico otras actividades como tenis y golf, deportes que también me apasionan. En el ámbito profesional, en 1982 y 1984 me gradué en la USM de Administrador Comercial y Contador Público, respectivamente. A partir de ese momento, he desarrollado mi carrera en el área de finanzas en diversas Empresas Multinacionales y Venezolanas, donde he hecho carrera y he ocupado diversos cargos ejecutivos. Ente estas empresas se pueden mencionar:  Arthur Andersen, Movistar, Liquid Carbonic, Movilnet, Cantv, Empresas Y&V y en estos momentos Bancaribe”.

Al preguntarle ¿Cómo ves el fútbol actualmente en Venezuela? nos comentó.

“El fútbol, a nivel de selecciones, en Venezuela ha evolucionado mucho cuando lo comparas con la época en que yo jugué profesional. Ahora los jugadores son mucho más profesionales y se dedican 100% a su carrera deportiva. Los entrenadores están más preparados y la condición física, táctica y mental del jugador también ha evolucionado mucho. Esto ha permitido que cada vez tengamos más jugadores en el exterior y que Venezuela sea reconocida en el mundo del fútbol como una selección en plena evolución. Lo que sí creo que no ha evolucionado mucho es nuestra liga profesional de fútbol, ya que la mayoría de los clubes no tienen estructuras administrativas y sociales sólidas y solventes económicamente, puesto que muchos de los clubes dependen económicamente de alcaldías o gobernaciones, lo cual hace muy inestable su sostenibilidad en el largo plazo”.

 

Fioravante De Simone

Coordinador Venezuela Fútbol