Walter Pacifici, el muro azzurro

 

CARACAS  – El escritor uruguayo Eduardo Galeno en algún momento escribió las siguientes patalabras: “Lo llaman portero, guardameta, golero, cancerbero o guardavallas, pero bien podría ser llamado mártir, paganini, penitente o payaso de las bofetadas. Dicen que donde él pisa, nunca más crece el césped. Es uno solo. Está condenado a mirar el partido de lejos. Sin moverse de la meta aguarda a solas, entre los tres palos, su fusilamiento. Antes vestía de negro, como el árbitro. Ahora el árbitro ya no está disfrazado de cuervo y el arquero consuela su soledad con fantasías de colores. Él no hace goles. Está allí para impedir que se hagan. El gol, fiesta del fútbol: el goleador hace alegrías y el guardameta, el aguafiestas, las deshace. Lleva a la espalda el número uno. ¿Primero en cobrar? Primero en pagar. El portero siempre tiene la culpa. Y si no la tiene, paga lo mismo. Estas vivencias las vivió el ingeniero Walter Pacifici, jugador que a nivel profesional defendió el arco del Deportivo Italia.

“Mis primeros pasos en el mundo del futbol los dí en el Colegio San Ignacio de Loyola.Recuerdo que teníamos algo de preparación física y realizábamos muchos partidos entre nosotros”..

 

Walter Pacifici, a lo largo de su carrera tuvo diversos entrenadores. Pero los que realmente lo  marcaron como jugador y persona fueron: El Indio Clemente, Walter Cata Roque, El hermano Calvo y el querido Francisco “Pollo Ronco” Sandoval.

Pacifici, antes de dar el salto al profesional también jugó en el Club Puerto Azual.enNaiguatá. “Si nos vamos a la historia el fútbol en el club nace fuera del él en un jardín frente a la Universidad Santa María. Con el pasar del tiempo los socios buscaron un área para  el campo de fútbol dentro del club. Anteriormente hacíamos torneos en la cancha de la Universidad Simón Bolívar. En su primera versión, el terreno que usábamos en el club, era de 8 contra 8, yo llegué a jugar en esa cancha, después evolucionó a 11. Nuestro equipo se llamaba Kur-2, eso fue cuando tenía 15 años, en ese momento mi entrenador era “Pollo” Ronco Sandoval (Q.E.P.D.) que me dirigía en el Colegio Loyola y en el Club Puerto Azul eso fue a finales de los ’70, cuando cometía un error en el juego de los sábados me decía prepárate para el entrenamiento de mañana (risas)”.

Después, con la construcción de la cancha en el Club Puerto Azul, el fútbol fue tomando terreno y llegó a tener un torneo interno con 5 equipos juveniles y 4 veteranos. Eran torneos que comenzaban a jugarse los sábados en la tarde y se continuaban los domingos en la mañana. En ese campo de  fútbol jugaban los mejores de Caracas y los graderíos se llenaban como nos cuenta Pacifici. En esos torneos que se jugaban en el Club Puerto Azul algunos de los equipos del torneo de veteranos tenían nombres identificativos de locaciones del club: ‘El tenis’, ‘El faro’, ‘La Oceánica’ y ‘La Orchila’. Mientras que en los juveniles los nombres más sobresalientes fueron ‘Kur-2’ (de curdos), ‘Waikiki (por la famosa playa hawaiana de surfistas), ‘Arsenal’, ‘El Circo’. Después los torneos se fueron fusionando.

“Una vez después de jugar uno de los tantos partidos que hice en esa cancha el Sr. Aldo Minichino, quien fuera Presidente del Deportivo Italia, me invitó a jugar profesional y así ingresé a las filas de los azzurri de Venezuela. Circunstancias de mi vida, me llevaron a dar dicho salto. En ese momento, estaba estudiando el VI semestre de Ingeniería de Sistemas en la UNIMET, me Padre falleció el 15/04/1985 y la economía familiar se vino a pique. En la misma funeraria me hicieron nuevamente el ofrecimiento de dar el salto y el 01/05/1985 firme mi primer contrato.

En la Primera División venezolana, Walter Pacifici defendió solo los colores del Deportivo Italia. “Recuerdo que era muy una liga competitiva y la gran mayoría de los partidos, eran sumamente parejos y disputados. Para mi, las estrellas de la época, fueron varias, pero recuerdo la gran media cancha que tenía el Táchira con jugadores como William Méndez, Carlitos Maldonado y Laureano Jaimes. Las estrellas que jugaron conmigo en el Deportivo Italia fueron: Bernardo Añor, Pedro Febles, Carlos ‘Kayoyo’ Domínguez, Roberto ‘Roby’ Cavallo, Antonio ‘El Lobo’ Gómez Benítez y mi gran maestro, amigo y colega Vicente Vega”.

Durante la entrevista, Walter Pacifici nos confiesa que los juegos que recuerda con mayor entusiasmo son los “clásicos” contra  el Sport Maritimo, en el estadio Olímpico Olímpico de la UCV. En el conjunto luso-venezolano militaban jugadores de la talla de Mom López, Franco Rizzi, Hebert Marquez y golero Daniel Nicolak. A su vez también nos confesó que juego quisiera eliminar de su carrera deportiva.

“Una goleada contra el Zamora en La Carolina. Ese día perdimos 6 – 0 y el juego se me hizo interminable. Recuerdo una anécdota del  mismo, en un saque de banda a nuestro favor, lo fue a realizar Richard Nada y cuando fue a buscar la pelota, le tiraron cualquier cantidad de naranjas, la reacción de Richard fue comerse una y agradecer al público. En ese momento, toda la grada comenzó a reírse por la situación de las naranjas”.

Walter Pacifici, también se enfundó la elástica de la selección nacional.  El cancerbero participó en los juegos ODESUR realizados en Santiago de Chile, en noviembre de 1986. Otra de las competencias donde tuvo la oportunidad de jugar con Venezuela fue al año siguiente en el torneo pre-olímpico de Cochabamba, en Bolivia.

 

Selección de Venezuela Juegos Odesur

Durante su carrera en el profesional, Pacifici, tuvo varios entrenadores y cada uno le aportó algo en su crecimiento como deportista. “En El Deportivo Italia, tuve de entrenador al Argentino, Richard García. Extraordinaria persona, con una visión del futbol donde “La Garra” y La Pasión eran sus principales fortalezas y donde me ayudó mucho a internalizar el paso del futbol amateur al profesional. Por otro lado, tuve como entrenadores en la selección Nacional a Pepito Hernández y a Rafa Santana. De Pepito puedo rescatar que fue un entrenador con una gran experiencia y de Rafa que poseía un gran Liderazgo dentro del equipo y potenciaba las fortalezas de cada uno de nosotros”.

Después de retirarse del mundo de fútbol a nivel profesional se dedicó a prepararse a nivel académico. “En un principio me gradúe de Ingeniero de Sistemas y compartí la ultima etapa como estudiante universitario, conjuntamente como jugador de futbol profesional. Al graduarme, me retire del futbol profesional y comencé a trabajar en Corpoven, filial de Petróleos de Venezuela. Durante esos años, realice el Post Grado de Economía Empresarial en la UCAB. Posteriormente en el año 2001, comencé a trabajar en Empresas Polar, hasta la presente fecha y actualmente ocupo el cargo de Gerente Corporativo de Servicios y Nuevas Tecnologías en La Dirección de Sistemas. Durante estos años, realice el Programa Avanzado de Gerencia del IESA y El Diplomado en Responsabilidad Social Empresarial en el CENDECO de la Universidad Meytropolitana.”

Finalmente, Walter Pacifici, gracias a su pasado como jugador dio su punto de vista sobre la situación actual del futbol en nuestro país. “Considero que nuestro futbol, ha avanzado muchísimo con respecto al futbol de mi época. Pero todavía tenemos un potencial inmenso por desarrollar y explotar, para así entrar en la elite del futbol Mundial. Para poder alcanzar dicha meta, es necesario el renacimiento del futbol Venezolano, con un nuevo liderazgo, que tenga un equipo preparado, con una visión clara, un equipo organizado y con unos objetivos a corto, mediano y largo plazo. Para lograr dicho renacimiento, es necesaria la participación de distintos profesionales Venezolanos,  que tengan la energía, el conocimiento  y la pasión, para alcanzar dicha meta. La materia prima, la tenemos”.

Fioravante De Simone

Coordinador Editor

VenezuelaFutbol