José Ramón “Mon” López, uno de los guerreros del fútbol venezolano

 

José Ramón “Mon” López durante la entrevista realizada en la sede de la AUFPV

 

CARACAS – Se denomina guerrero a la persona que tiene la guerra como forma de vida, preferentemente a los pueblos de las civilizaciones basadas en la guerra. El más claro ejemplo de sociedad guerrera son los espartanos a los que podemos añadir los pueblos germánicos, el Imperio mongol, los vikingos, los legionarios romanos, etc. En el fútbol este término se le acuña a esas jugadores que luchan cada balón y dejan la vida en la cancha. Uno de ellos es José Ramón López. “Món” nace en Caracas el 19 de marzo de 1963, pero sus padres lo envían a Vigo (España). Vive los primeros 12 años de su vida en la localidad gallega, para luego regresar a Venezuela.
“Mis padres eran gallegos, por ese motivo los primeros 12

Mon López junto a “Memín” Sanchéz.
Foto cortesía

años vivo en España con mis abuelos. Comienzo a jugar fútbol en la ciudad de Vigo defendiendo los colores del Celta. Luego regreso a Venezuela y empiezo a jugar fútbol en la Hermandad Gallega. Con ellos juego todas las categorías menores hasta llegar al primer equipo a los 16 años. En las categorías menores tuve como entrenadores los uruguayos Tiberio D’Antuoni y el chueco”.
José Ramón López debuta con el Galicia en la Primera División con tan solo 16 años. En ese momento, el equipo blanquiazul tenía como entrenador al español Torres y en sus filas estaban jugadores como Pedro Febles, Perico Léon, Gabriel “Gaby” Barreiro entre otros.
“Debuto en Primera División, juego dos o tres años con el Galicia, pero mi padre quería que yo me graduara. Esa situación, me puso muy cuesta arriba el poder entrenar y jugar. Estaba que iba y venía con el Galicia como no podía entrenar todos los días. Después me puse a jugar en el Iberico con el Maiderense. Ese torneo era de calidad, en el jugaban jugadores como Cheché Vidal, Gustavo Roque, Nano Clemente y Guacharaca Baena. Los equipos amateur antes eran muy buenos había mucha calidad en ese torneo. En ese entonces no había Segunda y Tercera División”.
Gracias a su optima performance, es convocado por Walter “Cata” Roque para participar en una gira con la vinotinto en Curazao. “Allí enfrentamos al Junior de Barranquilla, Santos y la selección de Curazao”
En 1982, participó en el Mundial de la Emigración. En dicho evento participaron 14 paÍses entre ellos estaba Venezuela. Ese torneo tenía una regla: los participantes tenían que ser hijos, nietos o bisnietos de españoles. En Venezuela, el entrenador Gregorio “pescao” Gómez tuvo para escoger, tenía entre dos y tres jugadores para cada posición y uno mejor que otro. El combinado nacional contaba con jugadores como los hermanos Clemente, José Ramón López, Carlos Maldonado, Pedro Acosta entre otros. Ese equipo llegó hasta la final y fue derrotado 4-2 por Argentina, en un juego disputado en el estadio Riazor.

Con la camisa del Caracas
enfrentó al “pibe” Valderrama. foto cortesía

En ese Mundial de la Emigración participaron: Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Cuba, Estados Unidos, Francia, Holanda, Inglaterra, México, Panamá, Suiza y Uruguay.
“Mon” López defendió los colores del Caracas-Yamaha cuando el cuadro capitalino militaba en la Segunda División. Después de su experiencia con los rojos del Ávila sería fichado por el Marítimo.
“Rafa Santana me llama para ir a jugar con el Marítimo que había quedado campeón de la Segunda División bajo el nombre de Deportivo Portugués y para su participación en Primera División trajo a 18 jugadores. Entre los fichajes del club estaban jugadores como Noel Sanvicente, Zurdo Rojas, Franco Rizzi un equipo completamente nuevo. Quedamos campeones en cuatro oportnidades: tres de ellas seguidas. Ese equipo, no solo tenía buenos jugadores sino que tenía mucha química entre sus jugadores y eso es vital para logar éxitos. Teníamos un dt que era muy severo en sus entrenamientos, él nos hizo cambiar ese chip y nos hacía decir: ¡si, podemos!. Te puedo decir que la mejor etapa de mi vida fue con el Marítimo”.
Con el “acorazado rojiverde”, José Ramón López vivió un momento que lo marcó y lo hizo abandonar ese glorioso club.
“En 1992, el día de la final, cuando estábamos en el restaurante los jugadores comenzaron a bromear con la comida entre ellos. Uno de esos jugadores era Héctor Rivas, el dt Alfredo López al ver esa situación quiso sancionarlos excluyéndolos de ese juego. Yo me molesté con él, ya que gracias a esa situación perdimos 1-0 ante Caracas y ellos obtuvieron su primera estrella. Al año siguiente, yo me fui del equipo y fiché con el Caracas gracias a Manuel Plascencia”.
En su vida como futbolista profesional defendió las camisetas de Deportivo Galicia, Caracas, Maritimo y Deportivo Italia. En

Con el uniforme del Deportivo Italia
junto a Herbert Márquez. foto cortesía

su palmarés personal encontramos cuatro títulos de liga, siete participaciones en la Copa Libertadores. Con la selección nacional estuvo presente en un premundial, dos torneos preolímpicos, Juegos Centroamericanos y del Caribe (donde obtuvo la medalla de oro).
Josė Ramón López explica que la diferencia de los jugadores actuales con los anteriores, es que para el jugador de ahora ir a la selección es un lujo, le da un estatus, un nombre, les da fama y entonces ganan más dinero. Antes el jugador iba porque quería vestir la camiseta nacional, porque era un orgullo, por una mística, por un grupo, pero económicamente era pérdida porque el equipo no te pagaba, mientras iban a jugar con la Selección, no pagaban. Es por esta razón por la que ahora se les ve a esos jugadores como héroes, porque para llegar a lo que hemos llegado, ellos se tuvieron que sacrificar y pasar por todo eso para llegar a esta etapa. “No con esto quiero decir que los jugadores actuales solo quieran ir a la Selección por dinero, no, para ellos es un orgullo vestir la camiseta Vinotinto, pero existen unos valores agregados: ganar dinero, fama y prestigio. Antes no ganábamos, no nos veía nadie y la fanaticada no existía porque no había esa publicidad que hay ahora con los jugadores, ahora ellos aparecen en barajitas, juegos, en la televisión, etc”.

 

Actualmente, “Mon” López trabaja en el seno de la Asociación Única de Futbolistas Profesionales de Venezuela (AUFPV).
“Nuestro objetivo es la defensa de los derechos del futbolista profesional como trabajador y que a su vez cumpla con sus deberes. Entre nuestras labores están la aplicación de las normas correspondientes tanto en los derechos como en las obligaciones, para la consecuencia de toda clase de reinvindicaciones y mejoras en beneficio de nuestros agreniados” nos explica “Mon” López.
“Mon” López nos comenta que otro de los logros de la Asociación Única de Futbolistas Profesionales de Venezuela es la obtención del bachillerato on line. “Todos los futbolistas que no hayan terminado sus estudios, a través de la AUFPV, pueden terminar sus estudios y graduarse como bachilleres con su certificado del Ministerio de Educación”.

Fioravante De Simone

Coordinador Venezuela Fútbol