Fue el 21 de agosto hace 20 años. Venezuela volvió a ganar la medalla de oro en el fútbol de los Juegos Centroamericanos por segunda vez

 

Ya habían pasado 16 años desde que la Selección que llevó Manuel Plasencia a La Habana había dado la alegría de derrotar al combinado mexicano.Esta vez otro español que echó raíces en Venezuela, Lino Alonso tomó el mando de un grupo heterogéneo de chicos menores de 21 años. Los probó en competencias suramericanas, lo enfrentó a selecciones con las que rivalizaria en Maracaibo en aquel 1998 y analizó la temperatura en la tierra del sol amada para imponer criterios que le fueron beneficiosos.

La Vinotinto que fue la base del boom de principios del siglo XXI derrotó a todos quiénes se enfrentó, ganó 7 partidos en fila, marcó 29 goles y sacó de abajo el juego decisivo ante los propios aztecas que los vencían 0-1 a falta de 20 minutos. Los Noriega y compañía hicieron la hombrada y nos dieron nuevamente el Oro Centroamericano.

En homenaje a ese grupo de jóvenes valientes hoy charlamos con Leopoldo Jiménez, uno que a partir de allí tejería una carrera valiosa como profesional, vistiendo la camiseta nacional en 74 partidos de Eliminatorias sudamericanas y Copas América, así como demostrando su calidad en ligas de Colombia, España, Rusia, Chipre y en el campeonato local.
El “paragüita” hijo de un legendario guardameta guaraní llegado al país en los 70 rememoró la gesta de hace 20 años…

“Fue una gran experiencia tanto en lo deportivo como en lo personal, porque pude compartir con atletas de otras disciplinas, convivir con deportistas de otros países, de otras culturas y eso lo hace crecer a uno como persona y como profesional…”

De dónde salió este grupo de jóvenes héroes?

“El centroamericano fue la continuidad del trabajo de una generación, un grupo de jugadores que en su mayoría venía de jugar el Suramericano Juvenil Sub 20 de 1997 en Iquique, Chile, donde logramos pasar a la segunda fase y quedamos a un punto de lograr el boleto al mundial, con el profesor Lino Alonso a la cabeza…”

A quienes destacas como referentes en ese instante?

“Muchos de nosotros veníamos jugando, con un par de años de experiencia como titulares en sus equipos de primera división. Esos eran “Cari Cari”, “Pelecito”, “Choco” Giraldo, “Zurdo” Rojas, Reinaldo Melo, que en paz descanse. Otros estábamos comenzando a ser fijos en nuestros equipos y, mira, se dio una interesante combinación con nosotros como jugadores, Lino Alonso a la cabeza, Napoleón Centeno como coordinador, “Coquito” como utilero, entre otros que conformaban el cuerpo técnico… Obviamente y en lo personal te reitero que esta experiencia fue un excelente comienzo para mi carrera profesional porque me permitió querer seguir consiguiendo cosas importantes a nivel de selección y a nivel de clubes…”

Esa medalla dorada no fue una meta sino el inicio de más éxitos profesionales?

” No sólo se consiguió la medalla de oro, (que por segunda vez la ganaba el país, desde la de 1982 en Cuba) sino que nos permitió llevar a varios de los muchachos, entre esos a mi persona, a la selección de mayores porque se dio la casualidad que a esos juegos asistió el entrenador argentino José Omar Pastoriza, que en paz descanse, quién iba a dirigir a la Selección de Costa Rica, me parece y, terminó siendo el técnico de Venezuela… De allí un grueso número de nosotros fueron llamados por primera vez a la Selección de mayores.”

Luis Egardo Aguilar

VenezuelaFutbol