Alfredo Olivares “Migajita” , cuando el fútbol es cuestión de familia

Danny De Oliveira, Lino Alonso, Dudamel,Tony Carrasco. Antonio Marcano, Ramon Iriarte, el Zurdo Rengel, Celso De Oliveira, Abajo Roby Cavallo, Luis Ignacio Sanglade, Luis Mendoza, Alfredo Olivarez, Niño Mora

CARACAS – El fútbol es un deporte que puede enseñar a los chicos valores importantes como el esfuerzo, la perseverancia, la lealtad, el espíritu de equipo, el trabajo colaborativo o la importancia del grupo. Hay deportistas que aprenden estas cosas en un terreno de juego, pero hay otros que tienen profesores particulares como sus papás, hermanos o tíos. En nuestro balompié nacional tenemos a Alfredo Olvares que en su árbol genealógico tiene a su progenitor (el famoso quemao) y su tío (Hely).

“Inicié a practicar fútbol en el Colegio La Salle de La Colina. Yo se puede decir que nací con un balón bajo el brazo. Unido a eso tuve dos grandes ejemplos en casa mi padre, el Quemao Olivares, y mi Tío, Hely Olivares. Mi tío es recordado por ser el autor del primer gol que recibió el Real Madrid en Venezuela. Asdrúbal el quemaito,  para mí, es el jugador más completo del país”.

Es evidente que hay personas que nacen con un talento innato que hace más probable que tengan éxito en este deporte. Pero no nos engañemos, sin una buena preparación física, ni los jugadores más talentosos serían capaces de aguantar una temporada entera a un buen nivel.

“En esa época me entrenaba Waldemar Barboza, padre de Braulen. Recuerdo que los entrenamientos eran muy sencillos y acorde con nuestra edad: mucho balón y  entrenamiento físico normal”.

En su proceso de formación Alfredo Olivares tuvo como entrenadores a Waldemar Barbosa, eñ mulato Elio, Julio de la Rosa, el pescaito Gómez, Castrín, Manuel Plascencia. El salto al profesional se da gracias al pescaito Gómez que llama a Orlando Torres, para que pruebe con el Deportivo Italia.

“En ese momento saltaron al profesional muchos jugadores que después fueron estrellas. Tuve la dicha de tener como compañeros de equipo a futbolistas de latalla de Bernardo Añor, Arturo flores, Cerito, Beracochea, Richard García, Nené, Eustorgio Sánchez, Ferraguti, Cesar Marcano, Ñañez, Wincho, Cañas, entre otros. Como rivales compartí terreno de juego con Nelsón Carrero, Gabriel Barreiro, Pedro Febles, Pedro Acosta, Pedro Castro, los Clemente, paragua Jiménez todos ellos jugaban con el Deportivo Galicia. En el Deportivo Portugués estaban cherri Gamboa, Carlos Maldonado y recuerdo al pulpo Colmenares en el Portuguesa”.

En su etapa como profesional, defendió los colores del Deportivo Italia y la Universidad Santa María donde Olivares tuvo como entrenadores a Orlando Torres y Ennio Ortíz. Mientras que en la selección su director técnico fue el cata Roque.

A lo largo de su carrera fueron muchos los juegos que disputó Alfredo Olivares pero hay uno que quedó grabado en su memoria. “Fue uno que jugamos en el Don Bosco ante el Deportivo Galicia. Ellos tenían un trabuco, nosotros le ganamos 2-1”.

Con la selección nacional participó en una gira que realizó el cata Roque con equipos de Centroamérica, ese tour servía como preparación para un Suramericano que se disputó en Ecuador. “En el primer partido le ganamos 5-1 a Bonaire en el Brigido Iriarte yo anoté un gol desde el punto penal. En el segundo juego perdimos 0-2 con Honduras. Después enfrentamos a México, ese día xasí que nos bajamos del autobús y jugagamos: perdimos 3-0. Con el mismo resultado nos derroto el combinado de El Salvador. Yo en esa gira lamentablemente me lesioné y no pude asistir al suramericano. Nuestros adversarios estaban mejor preparados que nosotros, por ese motivo nuestros resultados no fueron tan positivos”.

Alfredo Olivares tuvo dos entrenadores que lo marcaron: “Primero fue el profe Orlando Torres, un caballero en el trato con sus jugadores. El tenía una relación de amigo me ayudo mucho en este trajín en el mundo profesional y en la segunda de ascenso recuerdo con la Universidad Santa Maria el profe Enio Ortiz. Él tenía una escuela militar por ello los entrenamientos eran con ese régimen estricto. Eso sí es un gran amigo, siempre me dijo  en esa época que nosotros teníamos el futbol, lo que nos faltaba era la parte física y la disciplina”.

Después de dejar el fútbol profesional, Alfredo Olivares se dedico al mundo de las remodeleciones. Él ya trabajaba en eso cuando corría por los terrenos de juego de nuestro país.

En la charla que sostuvimos con Olivares nos comentó de cómo ve al fútbol venezolano en la actualidad. “Para mí el futbol tiene varios niveles y en nuestro país siempre se ha mantenido en el suyo. Cuando yo jugué era muy difícil,  los equipos venían entrenando desde hace 6 meses y nosotros con algunas semanas de entrenamiento pretendíamos  hacerle daño estando a otro nivel. Yo creo, que siempre hemos jugado igual, desde la época que nuestros padres jugaban. Eso sí, hemos mejorado, hemos salido al exterior  y aprendido de ellos y nos hemos equiparado. Gracias a eso hemos aprendido disciplina táctica, entrenamientos, fuerza, potencia, pero lamentablemente nuestro gen futbolístico sigue siendo el mismo, por ese motivo tenemos que trabajar más duro que cualquiera, de esa manera podremos obtener más resultados positivos. Con respecto al torneo local, siempre veo nuestra Primera División porque me gusta. Pero seguimos con la mentalidad de no perder: si vamos de visitante tratamos de sacar un empate y nos olvidamos que el espectador va a ver a su equipo a ganar pero también va a ver goles y si estos no aparecen  el público se aleja, no va al estadio y sin ellos para mí no hay entusiasmo prefieren quedarse en su casa viendo una película que ir a ver un 0 a 0”.

Autor 

Salvatore Casale

Fioravanti Di Simone